sábado, 21 de febrero de 2015

mi mundo oscuro: la derrota de el miedo.

Reacciones: 




_ levante mi brazo derecho como si fuera un caballero o en su defecto un heroe y dije ¡ mi poder es el escudo de la inteligencia!, aunque nadie me hoyo , si me senti avergonzado por lo que dije, la mounstrosa cosa blanca regreso su braso y lanzo otro golpe hacia mi con mas fuerza que antes, de nuevo el escudo me protegio, sin embargo el ruido que producia el puño de la mounstrosidad blanca al golpear el escudo me dejaba aturdido, ¡¡¡pum!!!, ¡¡¡pum!!!, el ruido era tan intenso que mi oreja derecha me comenso a sangrar, de pronto recorde que tenia que derrotarlo , no sabia como, mas bienn... mas bien no queria reconocerlo, su forma de golpear descontroladamente me recordaba algo, algo que no queria recordar, le tenia miedo a los golpes, siempre me ocultaba dentro de el pensamiento de que era pacifista, pero en realidad era miedo, no tengo nada de malo con los pacifistas o el echo de no golpear, siempre he pensado que los golpes no se deven responder con mas golpes pero en mi interior yo sabia que en algunos casos eso no bastaba, no creo en los golpes, en las guerras o en los insultos pero, pero, pero ha llagado un cierto punto en mi vida en el cual si no golpeo a esa persona... ¡ mi propia vida, mi autorespeto, todo podria estar en peligro!, ¡ los golpes y las guerras son para personas que no saben dialogar, pero no puedo dejarme golpear por otro, si este no quiere dialogar!, ese pensamiento me llego al fondo, cerré el puño, lo admire por unos segundos, esa faceta de la mano que tanto havia odiado la estaba haciendo en ese momento, el monstruo con toda su fuerza lanzo un golpe con su mano izquierda , yo lanze otro un golpe con mi mano derecha, estos chocaron y se produjo una onda de aire, ¡ ya no tengo miedo!, grite , la sombra blanca comenso a rugir , su cuerpo se hincho de pronto y se encogio , el camino blanco comenso a destruirse , empese a correr y al salir de nuevo al camino negro, la palabra "life", desaparecio junto con el camino, en ese momento supe que havia ganado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario